Cómo usar 5 tipos de aceites diferentes para la cocina

Cuando hablamos sobre comida y nutrición, es obvio que queremos darle lo mejor a nuestra familia para que estén sanos y fuertes. Pero, hay que reconocer que a veces, sin darnos cuenta, caemos en la rutina, ya sea por tradición (de la abuela) o por costumbre, y dejamos fuera otros alimentos que podrían aportar un gran valor nutricional. Por ejemplo, los aceites: existe una gran variedad, pero nos acostumbramos a cocinar con uno solo. ¿No te gustaría revolucionar tu cocina y aprender a usar uno diferente? Y es que sí es importante conocerlos; un aceite que es saludable a temperatura ambiente puede perder sus propiedades al calentarse o incluso tornase dañino para la salud. Pero no te preocupes, para eso hicimos esta lista con los cinco tipos de aceites más comunes, y te diremos cómo y para qué puedes usarlos.

Aceite de canola (el normal)

El aceite de canola se puede encontrar entre los ingredientes de varios productos como la mayonesa, los aderezos y la margarina. Es el que más comúnmente se utiliza para cocinar. Funciona muy bien para freír flautas, enchiladas, gorditas y todas esas garnachas que nos encantan a los mexicanos.

Usos: Cocinar, freír, hornear.

Punto de humo: 204 °C

Aceite de oliva (extra virgen)

El aceite de oliva en su estado extra virgen es el que más se recomienda; éste se extrae en frío. Es mejor utilizarlo crudo sobre ensaladas, o para acompañar el pan. Para una exquisita fiesta de sabor en tu boca, combínalo con aceite balsámico. No te quiebres la cabeza, tenlo en mente siempre que vayas a comer algo que se sirva frío.

Usos: Cocinar, como aderezo (en crudo), para preparar dips.

Punto de humo: 190 °C

Aceite de coco (virgen)

La mayoría de los aceites son líquidos a temperatura ambiente, pero no es el caso de éste, por su alto porcentaje de grasa saturada. Es especialmente utilizado en la cocina del sur de Asia, sobretodo para preparar platillos con curry. Tiene un sabor parecido a la nuez, algo dulce, que funciona bien tanto para la comida frita, la bollería y la repostería.

Usos: Cocinar, freír, saltear.

Punto de humo: 177 °C

Aceite de aguacate

Este es uno de los aceites que más se recomienda para freír a altas temperaturas debido a su alto punto de humo; sería perfecto para hacer arroz frito al estilo oriental, por ejemplo. Sin embargo, no queremos olvidar el hecho de que también es excelente para acompañar las sopas, como en el caso de un gazpacho. Además, en su estado crudo, le da muy buen sabor al pan.

Usos: Freír a altas temperaturas, saltear, como aderezo (en crudo), para preparar dips.

Punto de humo: 271 °C

Aceite de girasol (refinado)

Este aceite es más de uso industrial; se utiliza para conservar la comida fresca por más tiempo. Lo usan para las papas fritas, esas que nos encanta compartir (o no) en un momento de antojo. Para darle un uso en casa, te puede cuando quieras hornear: cubre el recipiente con aceite de girasol para que te sea más fácil sacar ese rico pastel.

Usos: Cocinar, aderezos para ensaladas, como manteca.

Punto de humo: 246 °C

¿Te fue útil enterarte de esto? ¿Qué platillos te gustaría preparar y con qué tipo de aceite? Platícanos en la sección de comentarios.

*El punto de humo indica un riesgo de combustión, en caso de que esto llegue a pasar es importante bajar la intensidad de la flama (o el calor en estufas eléctricas).

Cloralex

Cloralex es una marca mexicana que desde hace más de 60 años ofrece soluciones

eficientes e innovadoras de limpieza y desinfección en todo tu hogar.

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP