Granielote casero para una tarde de antojo

Soy de esas personas que piensan que un día sin comer granielote es un día no vivido al máximo. Ok, no tanto pero algo así. Y es que nada se compara con un vaso calientito lleno de tiernos granos de maíz, aderezados con salsas, cremas y quesos que quién sabe qué genio descubrió que juntos funcionarían a la perfección. Lo único es que, para saborear este delicioso manjar es necesario perseguir los carritos de elotes callejeros por toda la ciudad, y tragedia mundial si tu señor elotero favorito no se puso en la esquina de siempre. Lo bueno es que no es necesario sincronizar tu calendario con el de estos héroes sin capa para poder disfrutar de un rico vaso de granielote, pues hoy te voy a contar cómo puedes preparar esta delicia en casa.

Lo que vas a necesitar es lo siguiente:

Tres elotes enteros
100 gramos de queso Cotija
Una taza de queso amarillo
Una taza de crema
Dos limones enteros
Un manojo de cilantro
Dos cucharaditas de mantequilla
Chile de árbol molido al gusto

Lo primero que tienes qué hacer es quitarle las hojas a los elotes, así como todos los pelitos que veas por ahí (paciencia). Ahora, llena de agua una vasija honda y coloca ahí los elotes, calentándolos a fuego medio por 45 minutos, bien tapaditos. Ya pasando este tiempo y después de haber dejado los elotes enfriarse un poco, sácalos y con un cuchillo filoso desgránalos en un plato. Tres elotes te dan por ahí de dos vasos de granielote.

Ahora sí comienza lo bueno. Ya que tienes tus elotes desgranados, hay que irlos colocando en sus respectivos vasos. Aunque este platillo sabe delicioso donde sea, si usas un vaso de vidrio transparente podrás ver esta belleza desde toda perspectiva. A diferencia de los señores eloteros urbanos, que aderezan el vaso, colocan el granielote, y coronan con más aderezos, yo te aconsejo hacerlo por capas. Primero coloca una capa de elote y sobre ésta vierte queso amarillo; ahora colora una nueva capa y sobre ésta, ponle unas cucharadas de crema; nueva capa y ahora chile de árbol molido (como tip, ponle un poquito de agua para que se haga más pastosito). Yo la evité porque no soy fan pero también puedes agregar mayonesa en la ecuación.

 

Así continúas hasta llegar a una altura cercana al tope del vaso, y llegando ahí le pones una cucharadita de mantequilla a tu creación así como le exprimes de medio a un limón. Decoras con un poco de crema, queso amarillo y chile, así como queso Cotija molido (si te parece muy fuerte puedes usar queso panela, y si quieres algo más gourmet usa queso de cabra). Como toque final, coloca una hojita de cilantro, que además no sabe nada mal con tu mezcla.

Y ahora, ¡métele la cuchara sin miedo! Este delicioso snack no solo te salvará de esas tardes de antojo en el que los carritos de granielote te quedan muy lejos, también pueden ayudarte a lucirte entre tus amistades preparándolos en reuniones y fiestas.

receta-granielote-kari-estrada-ser-y-hacer2

¿Se te antojó la receta? ¿Qué otro ingrediente le agregarías tú? Cuéntame en los comentarios.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Pinol

Pinol El Original es el único limpiador desinfectante con +1000 usos que te ofrece

soluciones de limpieza para cada área del hogar.

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP