Lasaña de enchiladas suizas

Uno de mis platillos favoritos es el de las enchiladas suizas, pero la verdad es que no las preparo muy seguido. Cuando trabajaba, me parecía un platillo impráctico para llevar de lonche a la oficina, hasta que una amiga me dio la idea de prepararla en forma de lasaña, nunca se me hubiera ocurrido. En aquel entonces preparé dos, cada una en un molde individual, una para mí y una para mi esposo.

Ahora que trabajo desde mi casa, no tengo que preparar lonche, así que intenté hacer una versión en grande en un refractario convencional.

Esto fue lo que utilicé para prepararla:

  • Queso asadero rallado
  • Tortillas
  • Crema
  • Pollo
  • Salsa de tomate fresadilla

Primero, puse a cocer el pollo (usé pollo molido para hacerlo más sencillo, sin necesidad de desmenuzarlo), lo drené y guardé el caldo.

Después, hice la salsa de tomate fresadilla; para hacerla usé:

  • Aceite de coco
  • Caldo de pollo
  • 5 tomates fresadilla
  • ½ cebolla
  • Ajo en polvo
  • Sal y pimienta al gusto

Para preparar la salsa, puse un poco de aceite de coco en un sartén a fuego medio, agregué la cebolla y los tomates cortados en mitades y los dejé hasta que ambos se cocieron. Licué los tomates y la cebolla cocidos junto con un poco del caldo de pollo, ajo en polvo, sal y pimienta.

Ya que estaba lista la salsa, coloqué el pollo cocido en un sartén, le agregué un poco de la salsa y dejé que todo se incorporara.

Luego, engrasé un poco el refractario con aceite de coco y comencé a poner las capas de los ingredientes. Primero una capa de tortillas, después una capa de pollo, otra de tortilla, otra de pollo y por último tortilla. Encima vertí la salsa de tomate fresadilla y para terminar, el queso rallado.

Metí el refractario al horno a 180ºC y con el grill puesto hasta que se doró el queso.

Finalmente, saqué el molde y dejé que se enfriara un poco. Al servirlo, le puse crema encima y listo.

En caso de que la quisieras llevar de lonche, te comparto un tip: Los moldes donde los preparaba eran redondos y en ellos cabía exactamente una tortilla por capa, así que no había necesidad de cortarlas. Para que no se remojaran las tortillas solo hacía las capas hasta la última de tortilla. La salsa de tomate fresadilla, el queso rallado y la crema los llevaba por separado en otras vasijas. Cuando llegaba la hora de la comida le vaciaba la salsa, le ponía el queso y la metía al microondas hasta que se derritiera el queso. Y por último, le ponía la crema.

¿Qué opinas, se te antoja?

Pinol

Pinol El Original es el único limpiador desinfectante con +1000 usos que te ofrece

soluciones de limpieza para cada área del hogar.

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP