Todo el provecho que NO le estás sacando a esa botella de Pinol

Todo mundo sabe para qué sirve Pinol, pero muchos no saben para todo lo que sirve, que es mucho. Posiblemente en casa tengas una botella de Pinol entre tus productos de limpieza pero quizá no le estés sacando todo el provecho que deberías. Además de usarlo para trapear pisos, mira todos los usos de este clásico (que cualquier día te pueden sacar de un apuro).

1. ¿Te gusta el olor a limpio de Pinol pero no tienes tiempo de trapear en ese momento? Diluye un poco en agua y colócalo en un atomizador. Rocia un poco por la habitación y obtendrás en unos segundos el mismo efecto aromatizante.

2. Posiblemente uses Pinol para lavar el baño, una vez más, porque te gusta el aroma. Pero, ¿sabías que además de aromatizar, desinfecta y desmancha? Porque no se trata solamente de que un lugar de tu casa huela bonito, es un súper plus que además quede desinfectado. Si además necesitas quitar manchas difíciles, como sarro o moho, simplemente aplícalo directamente sin diluir, déjalo actuar unos minutos y talla con un cepillo, los mosaicos quedarán como si fueran nuevos.

3. Y así como Pinol desinfecta el baño, también puedes usarlo para desinfectar otros espacios, desde las superficies de la cocina hasta el patio de las mascotas.  Para ello, diluye una taza en una cubeta con agua, deja actuar cinco minutos y después enjuaga. Si tienes un bebé en casa, usa Pinol para desinfectar todas las habitaciones en las que dejas gatear a tu bebé.

4. Hay cosas en las que nunca pensamos cuando se trata de “desinfectar”, cosas a las que sí les hace falta porque suelen acumular muchas bacterias: por ejemplo los teclados de las computadoras. No solo porque los usamos muchísimo y de seguro no te lavas las manos cada vez que te sientas en la computadora. También porque la piel naturalmente produce grasa y esa grasa (nuestra, propia y totalmente necesaria) se va acumulando poco a poco en los teclados y convirtiéndose en un banquete para las bacterias. Evítalo limpiando de vez en cuando con un trapo humedecido en Pinol.

5. Cuando tu bebé pase la etapa de gatear y empiece a explorar todo y a hacer cualquier cosa que le pase por la cabeza (no es por nada que se dice “los terribles dos”) entonces agradecerás este consejo: Pinol sirve para borrar manchas de crayola del piso, paredes y otras superficies como los estantes de la cocina. Si la mancha está en el piso, aplica el líquido directo y deja actuar un minuto. Si está en la pared, aplícalo en un trapo y con el trapo en la macha, déjalo actuar.

6. Seguro tu pequeño hará rayones con las crayolas (creo que ninguna mamá se ha salvado), pero posiblemente también pegará calcomanías en donde tú no quieras… y las podrás remover con Pinol humedeciendo un algodón o un trapito y tallando el pegamento. Ese mismo sistema también te servirá para quitar chicles del sofá o las colchas o para sacar manchas de chocolate. Todas las manchas difíciles salen, hasta la tinta de bolígrafo y el vino tinto. Eso sí, primero te sugerimos checar que no se dañe la tela que quieres limpiar, para esto basta con poner una gotita de Pinol en alguna parte escondida de la tela y si después de unos minutos no le pasa nada, adelante con la mancha. ¡No se trata de empeorar las cosas!

7. Hablando de empeorar cosas, quizá te ha sucedido que vas a planchar una prenda y zas, le haces una mancha con algo que ha quedado pegado a la plancha en una sesión anterior de planchado. Cuando veas que tu plancha tiene algún residuo potencialmente peligroso, aplica un poquito de Pinol directamente en el residuo y tállalo con la uña o una pequeña espátula.

8. Si hay algo peor que manchar una blusa cuando la vas a planchar, es darte cuenta de que tiene el cuello percudido. Pinol también sirve para limpiar puños, cuellos y manchas como labial o maquillaje. Para ello aplícalo directo en la zona percudida o manchada y talla. Después coloca la prenda en la lavadora como lo haces normalmente.

9. ¿Has visto qué molesto es que se empañen los vidrios del coche, por dentro? Evítalo aplicando Pinol directo con un trapito. También puedes usar este truco para evitar que se empañen tus lentes. Los amantes del café lo sabemos: en las mañanas le das un trago a tu taza y el vapor deja los cristales de tus lentes como baño sauna. Pues ya no más.

10. Uno de los usos más soprendentes de Pinol es el de plaguicida, pues ahuyenta ciertas especies animales (como los caracoles) sin dañar para nada tus plantas. Si empiezas a tener demasiados caracoles en el jardín o en alguna maceta, evita que se coman tus plantas rociando un poco de Pinol en las macetas y en los pisos. Esa pequeña acción ahuyentará también a las hormigas y las cucharachas.

11. Y uno de sus usos menos sorprendentes, pero no por ello menos útil, es el de quitacochambre. Puedes usarlo en casos extremos como la grasa que se acumula en la campana extractora de la cocina, en el horno y en las hornillas. Lo ideal es aplicarlo sin diluir con ayuda de un atomizador, dejar actuar unos diez minutos y enjuagar.

12. Así como la ropa se percude, las tazas también. El café o ciertos tipos de té van dejando pequeños residuos en las tazas de cerámica y si bien no son sucios ni peligrosos, no se ven nada bien. Es muy fácil eliminarlos si llenas tu taza con agua, le echas un chorrito de Pinol y la dejas toda la noche remojando. Al día siguiente estará como nueva.

Como puedes ver, Pinol tiene mil y un usos que tal vez ni imaginas. Afortunadamente todos están al alcance de tu mano con solo descargar esta app. ¿Qué te parece?

Pinol

Pinol El Original es el único limpiador desinfectante con +1000 usos que te ofrece

soluciones de limpieza para cada área del hogar.

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP