Snapchat vs Instagram Stories: ¿A cuál irle?

Cuando Instagram salió al mercado, creo que ni celular usaba. Pero cuando manejas las redes sociales de distintas marcas, tener smartphone más que necesario se vuelve obligatorio. Y cuando empecé a usar Instagram me enamoré. Luego-luego me emocioné con los filtros que podía usar para hacer más lindas mis fotos, así como descubrí a muchos fotógrafos y bloggers buenísimos creando composiciones perfectas.

Tiempo después llegó Snapchat y fui de las “señoras” que no entendían porqué causaba tanto revuelo una red social donde todo desaparece. Y otra vez mi trabajo me mandó ahí. Porque cuando trabajas en publicidad no solo hay que conocer las nuevas plataformas y aplicaciones, hay que usarlas y descubrir qué pueden hacer por tus marcas. Qué pueden hacer por ti. Y aunque no llevo mucho tiempo usando Snapchat (soy @dorkari), la verdad es que, como con todo, ya estoy picada con sus máscaras súper divertidas que hasta te cambian la voz.

Snapchat vs Instagram Stories Kari Estrada

Entonces, en Instagram encontrabas a los adultos modernos atraídos por la estética impecable y en Snapchat a los millennials irreverentes sin temor a reírse de sí mismos o encontrarse una que otra dick pick.

Y entonces llegó Instagram Stories, una nueva funcionalidad de Instagram que básicamente replica el modelo de Snapchat, aunque con ciertas diferencias. Así como en Snapchat, Instagram Stories te permite contar una narrativa por un tiempo limitado a través de fotos o videos o textos, los cuáles puedes pimpear a tu gusto. Así, Instagram hoy le entra a las dos cosas en un movimiento bastante atrevido e inteligente, si me preguntas a mi, para hacer aún más deseable y moderna su propia plataforma. Pero, ¿qué significa esto para Snapchat? ¿Qué tan iguales o diferentes son? ¿Cuál es mejor?

A continuación te cuento algunas cosas que debemos considerar para poder contestar esas preguntas.

 

Sobre la privacidad

Snapchat es bastante permisivo en cuanto a contenido pero si hay algo que no debes hacer es TOMAR SCREENSHOTS (capturas de pantalla). No importa lo que veas, ¡no lo hagas! Porque cuando lo haces le llega la notificación a esa persona avisándole que tú andabas de sneaky/stalker/creep guardando su foto para uso posterior. Oso mayor.

Bueno pues ese problema no lo tienes el Instagram Stories. Ahí tú puedes tomar todos los screenshots que quieras con tranquilidad: a tu ex, a la novia de tu ex, a tu mejor amigo, a tu peor enemigo, a tu jefe que ni siquiera “sigues” en Instagram. Ellos no tienen porqué recibir aviso formal de que ahí andas de curiosito.

Instagram Stories vs Snapchat Kari Estrada

Y aquí también entra otro punto sobre la privacidad: En Snapchat los únicos que pueden ver tus snaps son quienes te siguen/tienen cuenta en esta red social, mientras que en Instagram Stories, al igual que en Instagram, tus posts son públicos para todo el mundo (aún los que no tienen cuenta en esta plataforma). Así tú tienes más vistas y las marcas ni se diga. ¡Ka-shing!

 

Sobre los filtros

Si hay algo adictivo de Snapchat son sus filtros. Los hay tiernos, favorecedores (hola, corona de flores), raros, graciosos y horripilantes, pero todos le dan a tus selfies un nivel extra de diversión. Se trata de máscaras súper avanzadas (face-mapping) que literalmente se pegan al sujeto en cuestión formando parte de sí mismo. Además, Snapchat cambia sus filtros menos populares por otros nuevos o estacionales, así que cada que entras tienes nuevas opciones para hacerte un selfie de lo más ridículo.

Sobre la privacidad Snapchat es bastante permisivo en cuanto a contenido pero si hay algo que no debes hacer es TOMAR SCREENSHOTS. No importa lo que veas, ¡no lo hagas! Porque cuando lo haces le llega la notificación a esa persona avisándole que tú andabas de sneaky/stalker/creep guardando su foto para uso posterior. Oso mayor. Bueno pues ese problema no lo tienes el Instagram Stories. Ahí tú puedes tomar todos los screenshots que quieras con tranquilidad: a tu ex, a la novia de tu ex, a tu mejor amigo, a tu peor enemigo, a tu jefe que ni siquiera “sigues” en Instagram. Ellos no tienen porqué recibir aviso formal de que ahí andas de curiosito.

En cambio, Instagram Stories lo único que ofrece son filtros de color para darle un tratamiento más pro a tu foto. Eso y opciones (limitadas) para escribir sobre tu foto o video. Y es todo. En Snapchat no solo puedes escribir, también puedes pegarle stickers y personalizar tus imágenes de una forma exagerada.

Y como detalle extra, en Instagram Stories los geofiltros (esos marcos que celebran algún evento en particular) ni siquiera existen.

Sobre la privacidad Snapchat es bastante permisivo en cuanto a contenido pero si hay algo que no debes hacer es TOMAR SCREENSHOTS. No importa lo que veas, ¡no lo hagas! Porque cuando lo haces le llega la notificación a esa persona avisándole que tú andabas de sneaky/stalker/creep guardando su foto para uso posterior. Oso mayor. Bueno pues ese problema no lo tienes el Instagram Stories. Ahí tú puedes tomar todos los screenshots que quieras con tranquilidad: a tu ex, a la novia de tu ex, a tu mejor amigo, a tu peor enemigo, a tu jefe que ni siquiera “sigues” en Instagram. Ellos no tienen porqué recibir aviso formal de que ahí andas de curiosito.

 

Sobre la permanencia

En Snapchat el deal es sencillo: tu historia publicada dura 24 horas y ¡puff! Adiós. Recientemente se agregó la funcionalidad de Recuerdos, la cuál te permite guardar tu historia para uso posterior, en un esfuerzo por no desaparecer del todo tu historial (ideal para mi y muchos otros nostálgicos digitales).

Snapchat vs Instagram Stories Kari Estrada

Instagram, en cambio, te da de dos sopas: Puedes publicar tu contenido en tu feed de forma permanente, o puedes usar Instagram Stories para hacerlo solo por un día. Así puedes elegir lo más bonito para que se quede ahí para siempre, y lo más espontáneo o descuidadón para que cuente una historia pero desaparezca después.

Snapchat vs Instagram Stories Kari Estrada

Además, puedes descargar tu Instagram Story en tu celular para usarlo después o en otra red social, lo cuál amplía bastante su exposición.

 

Sobre tus contactos

En Instagram es súper fácil encontrar a la gente. Para empezar, cómo se conecta con Facebook, la misma plataforma te recomienda seguir a tus amigos. También puedes encontrar personas o hashtags usando su buscador. En Snapchat las cosas se ponen más difíciles al momento de agregar a la gente. Necesitas conocer su Snapcode, o de plano buscarlos en Google para rastrearlos. Además, no toda la gente/marcas que quieres seguir tienen cuenta en Snapchat, y en Instagram ya es raro el que no sea usuario.

Snapchat vs Instagram Stories Kari Estrada

Otra cosa que tiene que ver con los contactos, es que, por lo mismo que Instagram tiene más usuarios y más tiempo, es muy probable que ahí tú ya tengas un buen número de seguidores que de manera automática son seguidores de tus Instagram Stories, y eso se nota en las vistas. En cambio, en Snapchat debes cosechar tus propios nuevos seguidores librando estas barreras de misterio y de “esa red social no es para mi que soy adulto”, y muy probablemente tardes más en tener una audiencia numerosa.

 

Sobre la usabilidad

Tengo que reconocer que batallé semanas y aún no domino al cien el uso de Snapchat. Para mi es un poco más complicado el moverme por una plataforma en la que el slide es una de las herramientas más importantes en la navegación. Muchas veces estoy moviendo el dedo para todos lados sin llegar al lugar qué quiero, así que prefiero cerrar y volver a abrir la aplicación. Así de octagenaria me haces sentir, Snapchat.

Snapchat vs Instagram Stories Kari Estrada

Instagram Stories también utiliza el slide en su navegación pero es infinitamente más sencillo de usar, con botones, nombres y en general un espacio mucho más amistoso para nosotros los digital dummies. Tal vez en Instagram Stories no puede hacer tanto, pero lo hago rápido, fácil y sin tantos desvíos en el camino.

 

Estas son algunas de los contrastes que yo encontré como usuaria tanto de Snapchat como de Instagram. No me atrevería a decir cuál es mejor que la otra porque creo que ninguna lo es: las dos son muy buenas y, aunque parecidas, son muy diferentes. Si quiero ser goofy y descubrir cómo hablaría si fuera una abejita, ahí tengo a Snapchat. Si quiero compartir una historia bonita con paisajes y arcoiris, ahí está Instagram Stories.

Al final de cuentas, la vida se trata de probar y descubrir qué te gusta más. Y a ti, ¿cuál de estas plataformas es la que más te funciona? ¿Qué otras diferencias les ves que vale la pena notar?

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Lavatrastes Eficaz

Eficaz es el único lavatrastes que te invita a vivir tu #MomentoEficaz gracias a su

tecnología Acti-Sense que estimula tus sentidos a través de sus deliciosos aromas.

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP