Conoce todo sobre el Baby Led Weaning

get link Introducir a nuestro bebé al mundo de los alimentos es una experiencia emocionante, sobre todo cuando somos mamás primerizas. Apenas nos dice el pediatra que ya podemos darle algo de comida y corremos a cocerle y licuarle la primera manzana o el primer chayote para dárselo a cucharaditas con la ilusión de que nuestro hijo comerá como en los anuncios publicitarios. ¿Y qué pasa? En la mayoría de los casos, el bebé escupe cuanto sorbito hemos conseguido que pruebe, incluido por supuesto el típico gesto de desaprobación.

Esto puede parecer obvio porque los bebés no están acostumbrados a ningún sabor ni textura que no sea su leche materna o de fórmula y su primera reacción será de rechazo hasta que hayan conocido bien y aceptado la nueva sensación. Pero las madres, desde nuestro papel protector, soñamos con que se acaben las espinacas hervidas y el caldo de pollo sin sal porque nos preocupamos por su salud y su crecimiento. Sin embargo, hay teorías cada vez más aceptadas que aseguran que hasta los doce meses de edad, la principal fuente nutricional del bebé es su leche y que el papel de la comida no es más que el de servirle para experimentar, conocer y relacionarse con el mundo que les rodea.

Eficaz lavatrastes Eficaz lavatrastes

El reconocido pediatra español, Carlos González, dice que nunca ha de obligársele a un niño a comer, a ninguna edad. Es cierto que los seis meses es la edad más recomendada para iniciar la introducción de sólidos a los niños, pero hay pequeños que se muestran interesados desde los cuatro meses y otros que no quieren probar nada sino hasta los ocho o diez meses de edad. Mientras el bebé esté bien en su peso y su talla, dice González, hay que darle la libertad de que pruebe lo que le apetezca y no presionarlo para nada.

En el marco de esta confianza en que el niño sabe más lo que necesita comer que el mismo adulto, surge un método de ablactación que está tomando mucho auge y que se conoce como “Baby led weaning” en inglés o “Alimentación complementaria a demanda o guiada por el bebé” en español. El método es muy sencillo: saltarnos las papillas y ofrecer a los pequeños, cuando estén listos y se muestren interesados, los alimentos sólidos en trozos para que sean ellos quienes se lleven la comida a la boca. Esto favorece que sea el bebé quien decide qué y cuánto comer y se le dé la libertad para hacerlo. Como su nombre lo indica, esta alimentación es simplemente un complemento y no sustituye al pecho o al biberón, que es la fuente principal de nutrientes para el bebé hasta cumplir los doce meses y que debe ofrecerse siempre antes de cualquier sólido.

Cada vez son más padres quienes se convencen de las ventajas de este tipo de alimentación, entre las que se encuentran las siguientes:

– Es lo más natural. Nadie en su edad adulta come papillas y es más práctico ofrecerle al niño los trozos enteros desde que empieza a comer para que después no tenga resistencia a ellos cuando ya no tenga edad para comer los alimentos triturados.

– El bebé es quien decide lo que le gusta comer y lo que no le gusta desde que empieza a conocer los alimentos. Al darle una papilla con todo revuelto, el pequeño no reconoce lo que está comiendo, en cambio si le damos los alimentos por separado aprende a conocer su sabor, color, olor y textura y empieza a tener su gusto propio desde edad temprana.

Eficaz lavatrastes activa sentidos

Eficaz lavatrastes activa sentidos

 

– Con cada comida, el bebé ejercita habilidades importantes en su desarrollo como la motricidad fina y la coordinación ojo-mano para tomar con el pulgar y el índice cada trozo, las que más tarde le servirán para la escritura. Además, el hecho de masticar la comida en lugar de tragarla en forma de puré le ayuda a desarrollar los músculos faciales que más tarde usará para aprender a hablar.

– Dejar que los pequeños hagan las cosas por sí mismos abona muchísimo a su confianza y autoestima. Decidir qué es lo que quieren comer sin ser presionados para hacerlo, además, ayuda a que se muestren más curiosos e interesados en la comida y en probar nuevos sabores y texturas.

– El bebé forma parte de las comidas familiares desde el principio porque se sienta con todos a la mesa y come lo mismo que los demás. Esto es una ventaja para quienes preparan los alimentos porque no hay que hacer nada especial o diferente y también para el bebé porque esta convivencia a la hora de comer es una forma importante de socialización, desarrollo del lenguaje y hábitos saludables en torno a la comida.

– Los niños a quienes se les permite decidir qué y cuánto comer establecen buenos hábitos alimenticios que continúan en la edad adulta, pues ya están acostumbrados a comer según su apetito y así es más difícil que presenten problemas de sobrepeso u obesidad.

– La libertad que tienen para alimentarse por sí mismos hace que la hora de la comida resulte más agradable y placentera.

Todo esto suena muy bien pero, ¿cómo empezar a aplicar este método en la alimentación de mi bebé? Aquí te comparto los consejos que más me sirvieron cuando lo practiqué con mi hijo Matías.

– Estar atento a las señales de que el bebé está listo para comer por sí mismo: se muestra interesado por la comida, permanece sentado sin apoyo, se lleva cosas a la boca y no tiene el reflejo de extrusión, que consiste en expulsar con la lengua cualquier objeto extraño que sintamos en nuestra boca.

– Ofrecer al niño alimentos blandos por naturaleza (mango, pera, aguacate, plátano, etc.) o ligeramente cocidos (zanahoria, calabacita, chayote, etc.) en trozos más grandes que su puño para que él pueda tomarlos y empezar por chuparlos antes de morderlos. Es importante que solo se los presentes y sea él o ella quien los tome con sus manos y los pruebe solo cuando desee hacerlo.

– Cuando el bebé tenga más experiencia mordiendo, puedes ofrecerle la comida en bastones más delgados del tamaño de tu dedo índice.

– No prepares comida especial para él, sino que compártele de la comida que hagas para tu familia y siéntalo con ustedes a la hora de comer. Es más común que los niños acepten la comida por separado que revuelta. Por ejemplo, si preparaste caldo de pollo con arroz, a él sírvele un trocito de pechuga, algunos bastones de vegetales y aparte el arroz.

– Si tienes dudas de ofrecerle alimentos pequeños como chícharos, arándanos o frijoles, confía en que si tiene la capacidad de hacer pinza con sus dedos para tomarlo, también tendrán la capacidad para comerlos.

– No te preocupes si las primeras veces tu bebé no hace más que jugar y aventar la comida al piso, esto es completamente normal y es parte del proceso. Confía en que sus necesidades básicas de nutrición están cubiertas con su leche materna o de fórmula hasta que cumpla su primer año de edad.

– La mayor preocupación de los padres con este método es el atragantamiento. Si tu bebé presenta las señales que mencionamos arriba y le ofreces los alimentos de forma adecuada esto es poco probable, pero no está de más mencionar que debes sentar a tu pequeño en una posición erguida, de preferencia en una silla especial para bebés, y saber que las arcadas a esta edad son comunes y la mayoría de las veces ellos solitos son capaces de expulsar el alimento que hayan tragado mal si les tenemos paciencia durante unos segundos. De cualquier forma, es importante conocer la maniobra de Heimlich para casos de emergencia, los cuales pueden ocurrir no solo con la comida sino con cualquier objeto que los niños se llevan a la boca a esta edad.

Y lo más importante: confía en tu pequeño. Confía en que él es capaz de decidir qué es lo mejor para él y en que tú estarás contribuyendo en su desarrollo armónico y feliz si le das la oportunidad de explorar su mundo a través de las texturas, olores y sabores de los alimentos mientras los toca, los aplasta y se los lleva a la boca. Después de todo, la comida es también un placer. ¿Tú qué opinas?

Lavatrastes Eficaz

Eficaz es el único lavatrastes que te invita a vivir tu #MomentoEficaz gracias a su

tecnología Acti-Sense que estimula tus sentidos a través de sus deliciosos aromas.

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP