¡Adiós a los tacones!

Estoy consciente de que este es un tema controversial. Hemos interiorizado tanto eso de que “los tacones estilizan” que pareciera que su reinado como el calzado más elegante no va a terminar jamás. Hay quién cree de verdad y con todas sus fuerzas que los tacones no solo son, sino que serán para siempre, la opción más adecuada para el trabajo, las fiestas y toda ocasión formal.

Lo mismo se pensaba del corset.

Desterrar el corset de la vida de las mujeres supuso un verdadero triunfo. Un día un diseñador se atrevió a eliminarlo (Paul Poiret) y algunas valientes mujeres se lo quitaron definitivamente. Hoy en día nadie piensa en el corset como la única opción para que la silueta femenina luzca estilizada.

Un cambio así requiere comenzar por un cambio de pensamiento. Hubo un tiempo en el que la ropa diseñada por Coco Chanel era considerada “fea” y aún así triunfó, y ahora en nuestros días nadie pone en duda su belleza.

A los tacones les está llegando su hora. Nos parecen bonitos y puede que nos lo sigan pareciendo un tiempo más, pero ya no son la única opción para acompañar un atuendo de gala, ni siquiera uno de alta costura. Hace dos años, Chanel y Dior coincidieron en calzar con zapatillas deportivas a las modelos de sus respectivas colecciones de alta costura, y desde entonces la tendencia no ha hecho más que fortalecerse; muchos diseñadores siguen proponiendo todo tipo de zapatos planos en sus colecciones (Valentino y Louis Vuitton son dos marcas que rápidamente me vienen a la mente).

Actrices jóvenes como Kirsten Stewart no dudan ni un segundo en usar sneakers, botas o sandalias en los eventos de alfombra roja. A las hermanas Olsen, bajitas como son, no las podría tener más sin cuidado su estatura y también suelen usar zapatos bajos con atuendos formales. Y este año Julia Roberts fue noticia en Cannes al optar por descalzarse frente a las cámaras de la prensa mundial.

De hecho, el festival de Cannes de este año ha marcado un hito en lo que a “destaconamiento” se refiere. El año pasado se dijo que a un grupo de mujeres mayores se le negó la entrada a un evento por no “cumplir con el código de vestimenta” pues todas ellas llevaban zapatos bajos –formales, pero bajos-. Este año diversas actrices decidieron hablar al respecto del código de vestimenta obviamente sexista.

Finalmente ahí está el streetstyle para terminarnos de convencer de que un outfit formal puede lucir refinado y chic aún si el calzado elegido son unos tenis blancos o unos sneakers de lona, que es lo que casi siempre lleva Veronika Heilbrunner con sus vestidos largos.

No parece probable que las mujeres dejemos de usar tacones en alguna ocasión, pero estos han dejado de ser la única opción de calzado cuando de vestimenta formal se trata. Ahora tenemos más posibilidades, más libertad y (¡gracias!) mucha más comodidad en nuestros delicados pies. Y eso es algo digno de celebrarse.

¿Qué opinas? ¿Te atreverías a aplicar uno de estos estilos para romper el esquema? Platícame en la sección de comentarios.

Lavatrastes Eficaz

Eficaz es el único lavatrastes que te invita a vivir tu #MomentoEficaz gracias a su

tecnología Acti-Sense que estimula tus sentidos a través de sus deliciosos aromas.

1 comentario

Mostrar comentarios Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP