DIY: Transforma tus prendas con la técnica tie-dye

Estos últimos días de verano han sido casi insoportables, pero para nuestra fortuna, el delirio que sufrimos a causa del calor nos iluminó con un montón de ideas creativas para pasar el tiempo. Una de ellas: emplear la técnica tie-dye para darle la vuelta a alguna prenda plana y aburrida que tengas en tu closet. Es algo que viene desde años atrás, pero nunca pasa de moda y menos, deja de ser algo súper divertido. Puedes planear una tarde con tus amigos en el jardín o hacerlo con tus niños, créenos, se van a emocionar cuando les des permiso de manchar su ropa. La escena: un chapoteadero de colores para una tarde hippiosa y entretenida.

En cuanto a lo que vas a necesitar, hay lugares donde puedes encontrar un kit hecho y listo con todo lo que necesitas, pero en caso de que no, tendrás que conseguir estas cosas:

  • Colorante para telas (uno o más colores)
  • Recipiente de acero inoxidable o peltre esmaltado (el plástico se mancha)
  • Varias bandas elásticas o hilo para amarrar
  • Sal para resaltar los colores

Puntos importantes a considerar:

  • Si es que vas a hacer la sesión tie-dye dentro de tu casa, procura conseguir un plástico o cartón para cubrir y proteger el área de trabajo.
  • Es mejor que las prendas que elijas teñir sean de fibras naturales, como el algodón, rayón o la seda. El poliéster y las demás fibras sintéticas no funcionan tan bien.
  • Si la prenda es nueva, deberás lavarla antes, ya que normalmente la ropa viene cubierta con un químico de fábrica para protegerla cuando está en la tienda.

Ahora te explicaremos cómo hacerlo, paso a paso:

1. Elige la prenda que vas a pintar y humedécela un poco. Dóblala, tuércela y amárrala como tú prefieras, dependiendo del dibujo que quieras lograr. Puedes usar ligas o hilo, el punto es que la sujetes bien.

2. Ahora, prepara los colores (en esta parte te servirán los guantes de plástico). En un recipiente grande con diez litros de agua, mezcla el colorante para telas siguiendo las instrucciones en el paquete; prepara cuantos colores quieras. Agrega un poco de sal a la mezcla para que los colores resalten más.

3. Con la ayuda de algún botecito de plástico, vierte el colorante sobre las diferentes secciones tu prenda. Hazlo como tú prefieras, es tu diseño; puedes usar desde un color, hasta cinco o más si así lo quieres. Rota y gira la prenda para que la cubras bien por completo. Un consejo: si lo haces sobre un rack evitarás que se manche de más con el exceso de pintura que se derrame por debajo.

4. Ahora, mete tu creación dentro de una bolsa de plástico para mantenerla húmeda en lo que se impregna bien el colorante. Para el resultado más brillante e intenso, déjala reposar durante seis a ocho horas. Cuando pase el tiempo recomendado, enjuaga bien la prenda hasta que el agua corra cristalina.

Listo, es tiempo de revelar tu diseño hippie y lleno de color. Puedes hacer desde una camiseta, hasta unos shorts, una falda o una gorra. ¡Deja volar tu creatividad!

Nota: Procura lavar la prenda por separado, para evitar que otra ropa se manche.

¿Qué te pareció este DIY? ¿Qué otras cosas se te ocurren para teñir? Platícanos en la sección de comentarios.

Cloralex

Cloralex es una marca mexicana que desde hace más de 60 años ofrece soluciones

eficientes e innovadoras de limpieza y desinfección en todo tu hogar.

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP