5 ideas para ponerte en forma sin darte cuenta

Activa tu cuerpo con estas cinco actividades, estarás quemando más calorías de las que te imaginas.

Llega el verano y empiezas a lamentar no haber cumplido aquella resolución de año nuevo. Y es que hacer ejercicio suena muy bien o mejor dicho, los resultados suenan muy bien, pero el proceso suele ser tedioso. No solo es difícil encontrar el tiempo, la verdad es que esas actividades tradicionalmente etiquetadas como “ejercicio” pueden ser algo aburridas.

En este panorama hay dos cosas que arreglar: la falta de tiempo y el aburrimiento. ¿La solución? ¡Sé creativa! Hay muchas cosas que puedes hacer y que pueden funcionar mejor que pagar la membresía de un gimnasio que nunca usarías. El chiste es que busques actividades que te motiven y así podrás divertirte y ponerte en forma de una manera que no represente un gran esfuerzo.

1 – Andar en bicicleta.

Si tienes hijos, este es el pretexto perfecto para convivir con ellos y de paso darte tiempo para ti. Si tus niños tienen unas de esas bicis preciosas con canastillas y pompones en el manubrio, pero nunca las usan, es hora de sacarlas a brillar. Cómprate una bici también para ti y así pueden ir todos juntos al parque. Las ventajas son que, además de ejercitarte, tendrás tiempo para pensar en lo que quieras mientras pedaleas y tus adorables bombitas de energía lo harán también, en vez de hacer caos por todos lados (¡igual hasta los cansas un poco!).

2 – Patinar o jugar al frisbi.

Igual que en el punto anterior, busca cualquier actividad que puedas hacer en el parque con tus hijos o con tus sobrinos. ¡Todos ganan! Se los quitas un ratito a su mamá, quemas unas cuantas calorías y quedas como la tía cool. Unos patines son más baratos que una bici y un frisbi es más barato que los patines. Elige lo que se ajuste a tu presupuesto.

3 – Juegos de video.

Hace tiempo quedó atrás ese cliché de que los juegos de video son una actividad sedentaria (y solitaria) que se hace frente al sofá. Actualmente hay muchos juegos que requieren actividad física y que además pueden hacerse entre varias personas. Juega a que eres una aventurera que sabe utilizar la espada como nadie, una campeona olímpica de tenis o una bailarina profesional. Lo importante es que las calorías que vas a perder no son un juego.

4 – Salir a caminar.

Ciertamente no es una actividad muy vigorosa pero, ¡oye! Definitivamente es mejor que quedarse frente a la tele. No todo el mundo le encuentra la gracia a salir a caminar sin un propósito específico pero puedes buscarte uno propio. A lo mejor puedes ir al súper a pie y volver cargando tus compras (consigue una mochila para mayor comodidad). O quizá puedes ver a tus amigas y en vez de tomar un café, se ponen al día de las novedades caminando un par de kilómetros.

5 – Aprovechar el fin de semana.

Cambia las clásicas actividades sedentarias de fin de semana, como ver televisión o ir al cine, por otras más deportivas como ir a remar o inscribirte a una clase de tenis. También puedes ir a bailar, ¡ni siquiera te darás cuenta de que te estás ejercitando! Cuando se vuelva un hábito, necesitarás la misma cantidad de actividad física entre semana.

¿Qué más se te ocurre hacer para ejercitarte? Platícame en la sección de comentarios.

Ensueño

Porque nos inspiras tú, Ensueño es el primer suavizante en México con fórmula libre de

ingredientes de origen animal, ahora con aromas más intensos.

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP