Piérdele el miedo a la tarjeta de crédito

Uno podría pensar que el hecho de no tener que pedir prestado pudiera ser un símbolo de una economía sólida, y sí, es bueno evitar el crédito en cierta medida cuando es posible. Sin embargo, también es sano hacer el ejercicio de pagar lo que se pide prestado. ¿Y a dónde vamos con esto? Vamos a revisar uno de los instrumentos más importantes en el sistema financiero: la tarjeta de crédito.

Aprender a usar una tarjeta de crédito es elemental, sobretodo para moverse en el mundo actual. Como bien dicen, “si no debes, no existes”. Esta herramienta te permite aprovechar un montón de plataformas hechas para automatizar pagos, puedes viajar más tranquila sin tener que cargar tanto efectivo y, de vez en cuando, comprar alguna cosa especial que quieras pagar a crédito. No hay por qué estresarse, es solo cuestión de que evites los errores más comunes y logres manejarla como debe ser. Hoy queremos compartirte una serie de consejos que te servirán para hacer de este poderoso plástico tu aliado y no tu verdugo.

1-busca

  1. Busca la tarjeta adecuada para ti

Algunos bancos ofrecen cierto tipo de tarjetas que quizá puedan brindar un gran número de beneficios, pero que al final generan un costo anual muy alto (American Express, por poner un ejemplo). Estos “extras” que ofrecen quizá sean útiles para cierto perfil de usuario (como un ejecutivo), pero no necesariamente para ti. Considera esto al elegir qué tipo de tarjeta quieres sacar y con qué banco. Explora bien tus opciones, existen muchas. Incluso hay ciertos bancos que tienen tarjetas especialmente creadas para la mujer.

2-paga

  1. Paga tus deudas a tiempo

Donde los bancos más ganan es en los intereses. Lo cierto es que la mayoría de las personas tienen la mala costumbre de colgarse de sus deudas; llega la fecha de corte, no se organizaron bien para pagar el monto total del mes y es cuando les llueven los intereses. Si haces el hábito de ser administrada y pagas el crédito el día indicado, no tienes porqué perder ningún centavo más por parte del banco. Por eso no debes tenerle miedo a las tasas de intereses que te muestran. Sí claro, es mejor cuando éstas son bajas, pero en realidad no deben afectarte siempre y cuando pagues a tiempo.

3-gastaloquetienes

  1. Gasta sólo lo que tienes

Quizá esto pueda sonar algo obvio, pero es un reto fuerte para casi cualquier persona. Es tentador tener el poder de pasar ese plástico y resolver cualquier deseo: esa hermosa bolsa de diseñador, el vestido fuera de presupuesto que quisieras llevar a la boda de tu mejor amiga, otro par de zapatos -porque sabemos que nunca son suficientes-. Pero lo cierto es que es sumamente peligroso caer en este tipo de situación. Es muy importante que estés consciente de que la tarjeta no es mágica, cualquier transacción que hagas se te va a cobrar a final de mes. No compres más de lo que puedes pagar. Mide tu presupuesto mensual, quincenal o semanal, de la misma forma que lo harías con tu efectivo.

4-ofertas

  1. No te dejes enganchar con ofertas peligrosas

El mundo en el que vivimos se caracteriza por inducirnos siempre al consumo. Una de las ofertas más comunes que los negocios utilizan para incentivar a las personas a comprar, son los planes a meses sin intereses. Sí, “meses sin intereses” puede sonar muy atractivo, pero si piensas bien, muchas veces quizá sea algo que no planeabas comprar y terminas gastando por aprovechar la oferta. No te dejes llevar por este tipo de cosas. Cuando compres algo a meses -con o sin intereses- que sea algo que verdaderamente te vaya a ser útil y que además, estés completamente segura que puedes comprometerte a estar pagando a determinado tiempo.

5-clonaciones

  1. Cuidado con las clonaciones

No se trata de que adoptes una actitud paranoica, pero sí que estés alerta y no seas tan confiada. La clonación de tarjetas no es algo complicado de hacer, puede pasar en alguna gasolinera, en un restaurante, un bar o algún lugar de dudosa reputación. Siempre que puedas, pide que te traigan la terminal para que te cobren enfrente de ti; es mejor no perder de vista tu tarjeta. En caso de que no se pueda, tranquila, nada más mantén los ojos abiertos, es bueno estar atenta para actuar en caso de algún inconveniente.

¿Qué opinas? ¿Te fueron útiles los consejos? Compártenos tu opinión en la sección de comentarios.

 

Pinol

Pinol El Original es el único limpiador desinfectante con +1000 usos que te ofrece

soluciones de limpieza para cada área del hogar.

1 comentario

Mostrar comentarios Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP