Técnicas para liberar el estrés

Algunas veces pareciera ser que el estrés, la tensión y la ansiedad se han vuelto parte integral de nuestras vidas. El ritmo acelerado de la ciudad, las presiones sociales, económicas e incluso el uso excesivo de las redes en internet nos han vuelto seres un poco más agresivos en general. Esto nos puede afectar en el trabajo, en el hogar, en nuestras relaciones con los demás y con nosotros mismos. Una alta dosis de estrés de manera constante puede ser muy dañina para nuestro cuerpo.

El manejo del estrés es una herramienta sumamente poderosa que trae consigo un sinfín de beneficios, tanto físicos como mentales y emocionales.

Algunas veces es muy difícil o hasta imposible eliminar o cambiar la fuente del estrés cuando es externa, y esto puede generar aún más estrés. La clave es hacernos conscientes de que el manejo del estrés o de la tensión en realidad viene desde adentro, de nosotros mismos. Sí puede haber factores externos que disparen estos sentimientos, pero por lo general son nuestros propios pensamientos y actitudes hacia determinado evento/tema lo que lo causa.

Esto se traduce a que aunque a veces no podamos cambiar nuestra situación, un jefe difícil, las cuentas que tenemos que pagar, la muerte de un ser querido o cualquier evento que nos pueda “robar la paz”, si nos mantenemos en una actitud positiva, la experiencia se vuelve menos pesada y tormentosa.

Hoy queremos compartirte una serie de consejos para ayudarte a liberar el estrés y/o la tensión cuando te encuentres en una situación difícil. En un principio te servirán como un kit de primeros auxilios, pero eventualmente formarás el hábito de recibir y procesar las cosas que pasan en tu día a día con una nueva actitud. Esto te hará una persona mucho más sana y tranquila.

1. Respira profundamente

Tómate un descanso de cinco minutos y enfócate en tu respiración. Siéntate derecha, cierra tus ojos y coloca una mano sobre tu abdomen. Inhala lentamente por tu nariz, sintiendo cómo primero tu estómago se llena de aire y sigue hasta llegar a la cabeza. Luego, haz esto mismo al inverso (desde arriba hacia abajo de tu tórax) exhalando por tu boca. El ejercicio de respirar profundamente ayuda a aminorar el estrés al desacelerar el corazón.

2. Vive el presente

Esto lo puedes hacer en cualquier momento, en cualquier lugar. Tómate otros cinco minutos para enfocarte a conciencia en alguno de tus sentidos, por ejemplo cómo las plantas de tus pies golpean sobre el concreto mientras vas caminando por la banqueta, cómo se escucha el silbido del aire cuando vas manejando por la calle, o lo dulce que sabe la mermelada sobre el pastel de queso que te estás comiendo. Disfruta cada bocado, cada acción que hagas; al enfocarte en tus sentidos, liberarás algo de tensión. 

3. Relaja tu cuerpo

Humedece una toalla con agua tibia y colócala sobre tu cuello y tus hombros. Déjala reposar durante 10 minutos; cierra tus ojos, relaja tu rostro, tu cuello, tu pecho y los músculos de tu espalda. Sentirás una sensación de alivio después de esto. Si tienes más tiempo, pídele a alguien de confianza que te dé un masaje en la zona del cuello, los hombros y la espalda. No tiene que ser nada profesional, un masaje suave es suficiente para liberar estrés.

4. Estimula tus oídos

Escuchar música tranquila también puede disminuir la presión arterial y por consiguiente la ansiedad. Haz tu propia playlist anti-estrés, llénala de canciones que te hagan sentir bien; también puedes incluir sonidos del mar o del bosque. Escucha con atención cualquier canción que decidas poner, cada instrumento, la melodía y el ritmo. Deja que fluya por tu cuerpo y si te dan ganas de cantar hazlo, a todo pulmón.

5. Apóyate en alguien más

Acércate a quienes sabes que ven por tu bien, esas personas que se preocupan por ti de manera genuina. De preferencia trata de verlos en persona, y si se complica mucho que sea al menos por teléfono. Platicar con alguien más sobre lo que te incomoda y lo que te tiene intranquila puede ayudar a que veas la situación desde otra perspectiva. Comparte lo que estás viviendo con alguien más, no estás sola.

6. Ríete en voz alta

Está comprobado que la risa baja los niveles de cortisona en el cuerpo, ésta es la hormona del estrés. Una buena carcajada libera endorfinas en el cerebro que ayudan a mejorar tu estado de ánimo. Ponte a ver tu serie favorita, a algún comediante que disfrutes escuchar o busca a aquella persona que sabes que te hará reír un rato.

7. Haz alguna actividad física

Cualquier forma de ejercicio es buena para liberar estrés o incluso la depresión: correr, yoga, caminar, natación, etc. Al hacer ejercicio se liberan ciertos químicos en el cerebro (las mismas endorfinas que mencionamos antes) que ayudan a sentirnos bien. Si de pronto te sientes encerrada y tienes tiempo de hacer una pausa, salte a caminar, dale la vuelta la manzana y verás como se te aclara la mente.

8. Mantén una actitud de gratitud

Puedes empezar a hacer el ejercicio de escribir todas las cosas buenas que tienes y las cosas positivas que te pasan. Compra un diario bonito o escribe en alguna libreta que ya tengas y ponlo en el buró junto a tu cama o en alguna parte donde no lo olvides (evita meterlo en un cajón recóndito). Incluso puedes traer uno pequeño en tu bolso. Al escribir las cosas buenas que te pasan automáticamente estarás meditando en ellas, y meditar en lo bueno siempre es mejor a que ciclarse con los pensamientos negativos. Incluso, más adelante podrás regresar a tus mismos escritos cuando quieras recordar las cosas bonitas que pasan en tu vida.

Si ya tienes algo de conocimiento sobre la meditación, hazlo más seguido. Diez minutos al día son suficientes si lo haces de manera constante. Esto ayudará a disminuir la ansiedad, la depresión, el estrés o la tensión que sientas en determinado momento.

¿Cómo ves? ¿Te fue de utilidad este artículo? No dudes en compartirnos tus comentarios en la sección de abajo.

Cloralex

Cloralex es una marca mexicana que desde hace más de 60 años ofrece soluciones

eficientes e innovadoras de limpieza y desinfección en todo tu hogar.

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

Leave a Reply

BACK TO TOP